top of page
  • Foto del escritorSea Master Solutions

Estrategia digital: De los errores también se aprende

En ocasiones, es común gestionar una empresa y no dar “pie con bola”. Puede que nos preguntemos una y otra vez qué es lo que está fallando, y por última vez, intentas reinventarte y cambiar de estrategia. Sí, estamos hablando de una serie de tropiezos digitales que tienen fácil solución; el problema aparece cuando no sabemos identificar esta necesidad a tiempo. La mejor forma de seguir avanzando satisfactoriamente es analizar nuestra empresa, tratando de corregir aquello que falla en nuestra estrategia digital de una manera objetiva.


En primer lugar, como estamos comentando, el no saber identificar las necesidades tecnológicas de nuestra organización, puede suponer un gran obstáculo sin que nos estemos dando cuenta. Es importante saber que oportunidades de mejora tenemos para seguir creciendo, ya que el desconocimiento de cierta tecnología existente puede que no suponga una barrera radical, pero si puede llegar a convertirse en una limitación si afecta a la productividad y eficiencia. 


Estrategia digital

Por otra parte, el conservadurismo y la tecnología no se llevan demasiado bien. Es vital asumir que el mundo digital está bajo constante cambio, y que será conveniente hacer todo lo posible para adaptarnos, en lugar de convertirnos en la resistencia y acabar quedándonos atrás. Y es que, es una realidad que los clientes exigen a sus proveedores que estén tecnológicamente actualizados, al mismo tiempo que tratan de exigir que se cumplan ciertas normativas y requisitos. Tener un concepto erróneo de la innovación tiene sus consecuencias de cara a tus clientes.


Otro error bastante común, es no contar con un sistema adaptado a las necesidades de la organización. Muchas veces, numerosas empresas tratan de arrancar diferentes proyectos, sin tener un respaldo que gestione correctamente nuestra información. Este tipo de empresas acaban experimentando una disminución de la productividad de la organización, dedicando grandes cantidades de tiempo a localizar y actualizar documentos, generando retrasos y costes para la empresa que a simple vista pueden no ser perceptibles. 


También podríamos mencionar uno de los más importantes, como es la experiencia en la estrategia digital. Y es curioso, ya que a diferencia de lo que muchas personas piensan, no basta con ofrecer un producto de calidad. Es esencial escuchar al cliente y hacer hincapié en la calidad percibida. Es por ello que tenemos que centrarnos en que la experiencia digital pasa por resolver una necesidad, presentar propuestas fáciles, y destacar aquello que les soluciona, además de ofrecer un buen servicio post-venta.


Pero al final, ¿qué ocurre con este tipo de errores? Llegamos un punto en el cual se normalizan ciertas situaciones como son los retrasos en el proyecto, y los numerosos malentendidos entre departamentos y equipos. Por eso, es el momento de pensar en reinventarnos, puesto que realmente no nos ahorramos un coste financiero, sino que estamos haciendo una inversión con un claro retorno.


Si le gustaría conocer más información acerca de cómo podemos ofrecer soluciones digitales a tu empresa, contáctanos escribiéndonos al info@seamastersolutions.com

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page